Top 10. Mitos sobre la construcción de edificios inteligentes.

A muchos de nuestros edificios se les llama inteligentes y esto es gracias  al uso de sistemas de eficiencia energética y  optimización de recursos en cuanto a la construcción, utilización y mantenimiento de edificios. Sin embargo, el uso de tecnologías y prácticas sostenibles no están del todo claro para los ciudadanos comunes y corrientes. Gracias al ensayo-error, los promotores de “smart buildings” nos cuentan el top 10 de claves y afirmaciones sobre la conversión, construcción y mantenimiento  de edificios inteligentes. 

10. La inversión en tecnología inteligente resulta una inversión cara. Sin embargo, la inversión de la tecnología dispuesta en los edificios inteligentes, es recuperada en un periodo de 1-2 años. Esto es gracias a los sistemas de eficiencia energética, entre otros. Con menor consumo de energía, se hacen más cosas.

9. La tecnología inteligentes es solamente sobre energía. Aunque la implementación de sistemas de eficiencia y ahorro de energía es clave, también lo son los sistemas de alerta en fallos de operación. Cuando un sistema o instalación no ofrece los rendimientos que debe tener, existe un mecanismos de alerta para subsanar la posible avería o fallo en el sistema. Esto conduce a una instalación siempre a pleno rendimiento.

8. Ahora lo “verde” y lo “inteligente” es lo mismo. Lo “verde” hace referencia al resultado final, siendo este sostenible y respetuoso con el medio ambiente. Y lo “inteligente” es el medio por el cual se alcanza un resultado sostenible y respetuoso. En lo “inteligente” se enmarcan todas aquellas tecnologías que ayudan a conseguir un edificio “verde”.

Edificio inteligente

Edificio inteligente

7. Las instalaciones industriales no pueden llegar a ser edificios inteligentes. Pero, ¿por qué no iban  poder serlo? Es relativo a la gran cantidad de factores que están involucrados en una industria. La cantidad y forma de utilizar la energía es uno de los factores clave. Sin embargo, es posible, y se está llevando a cabo, la instalación de tecnologías en los diferentes procesos industriales que generan menores consumos y reutilización de energía y otras materias primas.

6. Las nuevas tecnologías sólo se pueden aplicar a nuevos productos. Algunas de los más inteligentes productos utilizados en edificios no son nuevos. Éstas se modernizan con nuevas versiones de lo mismo. La actualización de los sistemas están teniendo gran repercusión en el rendimiento de los edificios.

5. Las tecnologías inteligentes no pueden trabajar juntos. La tecnología de primera generación, equipo y controles estaban diseñados como sistemas únicos, sin la capacidad de conexión que hoy disponemos. Las nuevas tecnologías son capaces de conectar distintos sistemas que recogen los datos y optimizan el rendimiento. 

4. No hay negocio en los productos y tecnología inteligente. Estudios y encuestas muestran que el incremento de la eficiencia energética disminuye el coste de utilización del edificio y mejora la ocupación. Con menos recursos se hacen más cosas.

3. El factor humano es clave para el éxito de la instalación. Los usuarios y los administradores de los edificios inteligentes necesitan estar en contacto para mantener y/o aumentar el rendimiento de la edificación. Si la comunicación entre los distintos agentes humanos que intervienen es fuida, es posible aprovechar al máximo el rendimiento de la instalación.

2. El mantenimiento y operación de un edifico inteligente es complicado. Esto es una paradoja. Sin embargo, si lo que queremos es obtener un ahorro en el uso del edificio, es más fácil gestionarlo con sistemas de automatización que si no los tiene. Así que, dentro de la complicación, los automatismos ayudan la gestión adecuada de un edificio.

1. La alternativa “inteligente” es obvia. Las tecnologías de este tipo están ya en el mercado. Nosotros, como inquilinos, estamos demandando más y más estas tecnologías, y las empresas sólo tienen que satisfacer esa necesidad. Lo “inteligente” es un negocio “verde”.

Interacciones de un edificio inteligente.

Interacciones de un edificio inteligente.

Anuncios

Acerca de Miguel.SB

Como en la Naturaleza, así como en la Vida, lo único constante es el cambio. ¿Te atreves a ser el impulsor del cambio?
Esta entrada fue publicada en Artículos y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s