Los bosques no contribuyen, son imprescindibles.

Los bosques cubren la Tierra en sus diferentes formas y son esenciales para la vida. No sólo cumplen una importante función económica, obviamente las más evidente para la mayoría de la gente, sino que cumplen muchísimas más funciones vitales para los ecosistemas y en definitiva para el funcionamiento del mundo en el que vivimos.

Bosque de Picea abies, Noruega

Bosque de Picea abies, Noruega

Los bosques producen madera y muchísimos otros productos como resinas, alcaloides, aceites, látex etc… de los que nos beneficiamos, pero además tienen otras funciones menos conocidas.

Algunas de estas funciones son:

  •       Protección del suelo por absorción y desviación de las radiaciones, precipitaciones y         vientos.
  •       Conservación de la humedad, generación, absorción y depósito de CO2.
  •       Imprescindibles como hábitat de plantas y animales.
  •       Absorción y almacenamiento de agua y energía.

Es por esto que los bosques tienen una gran importancia y deben ser tenidos en cuenta y protegidos, porque no solo es importante tener beneficios a corto plazo.

La humanidad siempre ha sacado provecho de los bosques mayoritariamente usando la madera para diversos usos. A medida que la población mundial ha ido aumentando y la ciencia avanza, se necesita más de “todo” y se tienen mejores medios para extraer ese “todo” de la naturaleza. Como ha ocurrido con cualquier otro recurso natural, esto ha afectado también a los bosques.

Los árboles han sido la principal fuente de combustible y de desarrollo económico de las sociedades humanas desde la época prehistórica. Esto ha dado lugar a grandes episodios de deforestación a lo largo de la historia de la humanidad, ya que pocas sociedades han sido capaces de gestionar los bosques de una manera sostenible. Solo hay que ver que cuando las poblaciones humanas aumentan, los bosques disminuyen.

A nivel mundial el desarrollo económico ha experimentado un crecimiento brutal, impulsado en gran medida por el crecimiento económico de los países en vías de desarrollo.

Sin embargo, este desarrollo se ha llevado a cabo de manera insostenible y precipitada, es por tanto necesario un nuevo planteamiento no solo en el sector forestal y en lo concerniente a la gestión de los recursos naturales, sino en el sector social y económico también.

A  medida que el desarrollo económico y tecnológico mejoran se puede estabilizar o ampliar la cubierta forestal mediante la aplicación de técnicas de extracción más suaves o con programas de recuperación forestal. Hay posibilidades de una mejor gestión más sostenible, ahora sólo nos falta la disposición para llevarlo a cabo.

Según Fernando Prieto la historia forestal reciente de España se puede resumir como:

“ Más cemento, más regadío, menos bosques”

Viñeta de Ramón, el Pais

Viñeta de Ramón, el Pais

No encuentro mejor forma de expresarlo.

Según su estudio “Tendencias recientes de evolución del territorio en España (1987-2005): causas y efectos sobre la sostenibilidad” en España se ha producido una pequeña reducción en la superficie forestal y a su vez una reducción en la madurez de los bosques y la resilencia de los ecosistemas forestales. Se ha producido una clara conversión de muchas zonas forestales a zonas agrícolas y se ha producido un aumento de las superficies artificiales.

Esta tendencia se puede observar en muchas partes del mundo, como ejemplo el caso de la tala de bosques en Sumatra para tranformarlos en plantaciones de palma

Plantaciones de palma en Sumatra

Plantaciones de palma en Sumatra

En la gestión forestal y el desarrollo de políticas forestales se han conseguido muchos logros a lo largo de la historia.

En  La primera Cumbre de la Tierra, Rio de Janerio (Brasil), se pudieron ver las diferencias en políticas forestales en el mundo. Fue entonces cuando en 1995 se decidió crear el Panel Interngubernamental de Bosques (PIB) , seguido del  Foro Intergubernamental de Bosques desde el año 2000. 

Gracias a todas estas iniciativas actualmente existe un consenso en el manejo forestal sostenible y se analizan las principales tendencias económicas desde un punto de vista forestal.

Es evidente que es necesario aumentar la gestión y tener más en cuenta la estabilidad de los ecosistemas, pensando más en el futuro y menos en el presente.

Anuncios

Acerca de martaelm

La naturaleza muestra su genuinidad a aquellos que prestan atención, ya la hago caso y amo a todos sus habitantes y bichejos no humanos.
Esta entrada fue publicada en Artículos y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s