El buitre leonado en España

El buitre leonado (Gyps fulvus) es un ave rapaz que se encuentra presente en casi toda la Península Ibérica, menos en algunas zonas como Galicia, Asturias y zonas de Levante. Es una de las pocas especies de rapaces que no se encuentran en las “listas rojas”, y por tanto no catalogados como en peligro de extinción.

buitre leonado

buitre leonado

Es un ave carroñera que puede llegar a tener con una envergadura de hasta 260 cm.

Buitre leonado volando

Buitre leonado volando

Según estimaciones realizadas por SEO en 2008, en la Península Ibérica existen 76.288-79.177 ejemplares y alrededor de 24.600 parejas. Estos datos suponen un crecimiento de la población de un 42% de 1999 a 2008.

Población de buitres por Comunidad Autónoma

Población de buitres por Comunidad Autónoma

 Su alimentación se basa en cadáveres y muy frecuentemente la mayor parte de su dieta se basa en los cadáveres de los animales de ganado que los pastores dejan y en la existencia de muladares o comederos para buitres, zonas donde tradicionalmente los ganaderos depositaban el ganado muerto con el fin de que los carroñeros se alimentaran de ellos.

buitres alimentándose

buitres alimentándose

Se trata de una especie que se ha visto muy influenciada por los cambios humanos en el medio, y que probablemente tendría una desarrollo natural muy distinto al que puede verse hoy en día si las circunstancias fueran diferentes.

La razón de que no se encuentren en peligro de extinción se debe quizás en un mayor respeto por las aves y por el hecho de que los ganaderos no han respetado las leyes que restringen el abandono de cadáveres, los cuales son comidos por los buitres así que las tasas de supervivencia son muy altas a pesar de las bajas tasas de natalidad.

El muladar de Sierra Mojantes, Murcia

El muladar de Sierra Mojantes, Murcia

Casos como el de las vacas locas y los parques eólicos suponen riesgos para la supervivencia de esta especie, y si bien hasta ahora había sido favorecida por los hombres, de una manera inconsciente tal vez, está por ver cómo evolucionará en los próximos años.

El caso de las vacas locas supuso el desarrollo de una legislación para garantizar la salud pública y evitar la transmisión de estas enfermedades entre el ganado y las personas. La normativa consiste en evitar que se abandonen cadáveres de animales en el campo no sólo en el punto donde murieran, sino que se prohibía también en muladares.

En ocasiones los buitres atacan al ganado vivo ya que no poseen de alimento suficiente, es por tanto necesario la conservación de los muladares de forma controlada para garantizar la salud pública así como la supervivencia de la especie.

Existen Comunidades Autónomas donde se permite la existencia de muladares de forma muy controlada. Se debe trabajar por un desarrollo de la legislación que prevea su existencia para así ayudar a la supervivencia de la especie a la vez que no se pone en riesgo la salud humana.

Anuncios

Acerca de martaelm

La naturaleza muestra su genuinidad a aquellos que prestan atención, ya la hago caso y amo a todos sus habitantes y bichejos no humanos.
Esta entrada fue publicada en Artículos y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s