Australia dividida por una polémica campaña contra el tiburón

Los océanos que rodean Australia son lugar de paso de tiburones, ballenas y delfines durante sus migraciones anuales, además de medusas mortíferas y un gran número de animales que hacen de la costa australiana uno de los lugares más peligrosos del mundo. El número de ataques de tiburones en los últimos 20 años en Australia se ha duplicado con una media de hasta 15 agresiones por año, de las que un 30% aproximadamente son letales.

Para reducir el número de incidentes, las autoridades establecen diferentes medidas, pero la más extrema es la que adoptó el Gobierno del Estado de Australia Oeste el pasado diciembre, que incluye la instalación de 70 boyas con un cebo clavado en un arpón para atraer a los tiburones y que permite a los pescadores sacrificar a los que midan más de tres metros de largo.

La medida ha desatado una gran polémica, pues permite disparar contra tiburones tigre, tiburones blancos y tiburones toro, estos dos últimos clasificados como especies vulnerables en Australia, es decir, se encuentran a un sólo escalón de catalogarse como especies en peligro de extinción.

Tiburón tigre (Galeocerdo cuvier)

Tiburón tigre 

great-white-shark-sharkspictures.org_

Tiburón blanco

Tiburón toro

Tiburón toro

El programa, que se inició en enero, se mantendrá hasta finales de abril pero Colin Barnett, Primer Ministro de Australia del Oeste ha pedido extenderlo a los próximos tres años. Desde la instalación de las primeras boyas, 110 tiburones han quedado atrapados de los que 14 murieron en el momento, 31 fueron abatidos por los pescadores que patrullan la zona y el resto fueron liberados. Además de esta medida, la región destinará 20 millones de dólares (13,5 millones de euros) en investigar el comportamiento de los escualos y detectar su presencia en las playas.

En los últimos meses, hasta 6.000 personas, entre los que se encuentran ecologistas y aficionados al surf, han tomado las playas  de Perth (en la capital de la región) en diferentes manifestaciones en contra del programa. El director del Consejo de Conservación de Australia del Oeste, Piers Verstege lamenta que las autoridades no hayan optado por opciones no letales como sistemas avanzados de detección de escualos o campañas de información a los bañistas y el director de la organización ecologista Sea Shepherd, Jeff Hansen, recuerda que “los tiburones han habitado los océanos durante millones de años y han determinado la evolución de todas las especies por debajo de ellos. Un océano sin tiburones, es un océano enfermo”

protestas tiburonesaustralia2 tiburonesaustralia3

Anuncios

Acerca de La Mama Pacha

Naturaleza y medio ambiente. Divulgación y educación ambiental. Ganas de aprender, informar y reflexionar. Ambientólogas.
Esta entrada fue publicada en Noticias y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s