La fitorremediación: plantas para tratar la contaminación ambiental

Si algo caracteriza a la sociedad moderna es la emisión continua y creciente de sustancias contaminantes al ambiente, especialmente procedentes de las actividades industriales, agropecuarias, mineras, etc. Estos contaminantes representan un peligro para los seres vivos que se encuentran expuestos a ellos y con el objetivo de evitar ese riesgo de exposición, se han desarrollado diferentes sistemas para reparar los impactos causados por la contaminación, entre ellos, la fitorremediación.

El término fitorremediación proviene del griego de Phyto que significa “planta” y remedium que significa “recuperar el equilibrio” y es una técnica que aprovecha la capacidad de algunas plantas para absorber, acumular, metabolizar, volatilizar o estabilizar contaminantes presentes en el suelo, aire, agua o sedimentos como metales pesados, elementos radiactivos, compuestos orgánicos y compuestos derivados del petróleo. Supone así, una alternativa a los métodos fisicoquímicos que se han utilizado tradicionalmente para solventar los problemas de contaminación ambiental.

Suelo contaminado por hidrocarburos

Suelo contaminado por hidrocarburos

La fitorremediación se puede definir entonces como un “conjunto de tecnologías que
reducen in situ o ex situ la concentración de diversos compuestos a partir de procesos bioquímicos realizados por las plantas y microorganismos asociados a ellas”.

Mientras que los métodos convencionales pueden alterar de manera irreversible las propiedades del suelo, el agua y de los seres vivos que viven en ellos, suelen ser muy costosos y tienen una limitada eficacia, la fitorremediación se presenta como una alternativa sustentable, de bajo costo y con una alta aplicabilidad para la rehabilitación de ambientes afectados por contaminación natural y antropogénica.

Trabajos de remediación por métodos convencionales

Trabajos de remediación por métodos convencionales

Existen seis métodos diferentes de fitorremediación que se agrupan en dos conjuntos, los que se utilizan como medio de contención (rizofiltración, fitoestabilización y fitoinmovilización) y los que se utilizan como medio de eliminación (fitodegradación, fitoextracción y fitovolatilización). Dependiendo del tipo de contaminante y su cantidad así como del medo en el que se encuentre dicho contaminante, se elige un método de fitorremediación u otro, siendo los más utilizados la fitoestabilización para la contención de contaminantes y la fitoextracción para su eliminación.

  • Fitoestabilización: este método permite inmovilizar en el suelo los contaminantes a través de su absorción y acumulación en las raíces de las plantas utilizadas o por precipitación en la zona de la rizosfera. El primer paso para llevar a cabo un proceso de fitoestabilización es seleccionar las plantas adecuadas, normalmente especies que acumulan pocos contaminantes. Conforme las plantas van creciendo, cambian y estabilizan el suelo, de manera que se reduce la movilidad de los contaminantes evitando así su migración a otros medios como el agua o el aire. La fitoestabilización se aplica principalmente a grandes extensiones de suelo donde existe ontaminación superficiaal y tiene como ventaja respecto a otros métodos de remediación de suelos que es fácil de aplicar, tiene bajo costo y además es agradable estéticamente. Además, los animales se pueden comer estas plantas sin ningún problema. Algunas de las plantas que se utilizan para la fitoestabilización son, entre muchas otras, Anthyllis vulneraria para el zinc, cadmio y plomo, Lupinus albus para el cadmio y el arsénico y Brassica juncea para cadmio, zinc, cobre, manganeso, hierro y plomo.
Lupinus albus

Lupinus albus, conocida como Lupina blanca

  • Fitoextracción: este método de fitorremediación, también conocido como fitoacumulación, consiste en la absorción de metales  contaminantes mediante las raíces de las plantas y su acumulación en tallos y hojas. Para ello, el primer paso es seleccionar adecuadamente las plantas según los metales que se encuentren presentes así como las características del emplazamiento. Una vez que se ha producido el desarrollo vegetativo de la planta, se corta y se procede a su incineración, trasladando las cenizas a un vertedero de seguridad. La ventaja de la fitoextracción es que el proceso se puede repetir de forma ilimitada hasta que se consiga una concentración de contaminante en el medio aceptable dentro de los límites considerados. Algunas de las plantas utilizadas en este método de fitorremediación son, entre otras, Thlaspi caerulescens para el cadmio, Vertiveria zizanioides para el zinc, el cadmio y el plomo y Pistia stratiotes para arsénico, cadmio, cromo, cobre, mercurio, níquel, plomo y zinc.
Pistia stratiotes, conocida como repollito o lechuga de agua

Pistia stratiotes, conocida como repollito o lechuga de agua

Comparación entre la fitoestabilización y la fitoextracción.

Comparación entre la fitoestabilización y la fitoextracción

El resto de métodos de fitorremediación son:

  • Rizofiltración: se utiliza para la eliminación de contaminantes del medio hídrico a través de las raíces de las plantas. Cuando el sistema radicular de las plantas está bien desarrollado se introducen las plantas en el agua contaminada conde las raíces absorben los metales y los acumulan. Cuando las raíces se saturan, las plantas se cosechan y se disponen para su tratamiento.
  • Fitovolatilización: a medida que las plantas y árboles van creciendo, absorben agua junto con contaminantes orgánicos e inorgánicos y algunos de ellos pueden llegar a las hojas y evaporarse o volatilizarse a la atmósfera.
  • Fitodegradación: las plantas y los microorganismos que se encuentran asociados a ellas degradan los contaminantes en productos inofensivos.
  • Fitoestimulación: las raíces de las plantas estimulan que los microorganismos presentes en la zona de la rizosfera degraden los contaminantes.
Esquema de los diferentes medios de fitorremediación existentes

Esquema de los diferentes medios de fitorremediación existentes

El tiempo que tarda en hacer su efecto la fitorremediación depende de los factores de cada lugar, la clase de contaminante, la cantidad, el método de fitorremediación y el tipo de planta que se utilice y a pesar del gran número de ventajas que acompañan a este sistema también existen algunas limitaciones, ya que sólo se puede utilizar de forma eficiente en casos de contaminación más o menos superficial y de baja concentración de contaminante. Por tanto, es necesaria una mayor investigación sobre la fitorremediación para poder llevar a cabo este método de recuperación de forma más eficiente y extensa en otros supuestos de contaminación.

Anuncios

Acerca de P.delaVega

Ambientóloga. Idealista soñadora y adicta a la lectura. Amante de la naturaleza que no mata ni un mosquito. Ni si, ni no, ni blanco, ni negro.
Esta entrada fue publicada en Artículos y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La fitorremediación: plantas para tratar la contaminación ambiental

  1. RENZO dijo:

    Hola muy interesante el articulo, me gustaría saber si tiene alguna lista de especies de plantas que se puedan utilizar para aplicar fitorremediacion sobre todo en suelos contaminados por minería y que puedan estar presentes en Perú. Gracias

  2. Pingback: La fitorremediación: plantas para tratar la contaminación ambiental

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s