Día Mundial del Suelo

 

sfdsadcdfcdxcx

Hoy celebramos el suelo, esta primera capa de tierra que pisamos a diario y que nos da de comer.

Nuestros antepasados tenían directo contacto con él, y esto les daba la oportunidad de tener una relación íntima con sus propiedades y cualidades. Al ver que de él crecía el alimento, el ser humano ha tenido una gran consciencia sobre la importancia del suelo históricamente, y le rendían cultos y homenajes.

Con el desarrollo tecnológico y la división de trabajo productivista, cada vez menos personas están en contacto con la tierra. El censo agrario del Instituto Nacional de Estadística nos muestra cómo se ha reducido un 17% la mano de obra agrícola en España durante el período 1999-2009.

Socialmente hemos olvidado el valor del suelo. Así como el agua o el aire han tenido su espacio en las políticas de protección medioambiental desde los años 70, el caso del suelo es más dificultoso debido a que su degradación pasa inadvertida al ojo humano y a que no somos conscientes de que los alimentos que nos llevamos a la boca han nacido de él. Además, su carácter privado complejiza aún más su protección medioambiental.

Al igual que sucede en otros campos, el gran problema es que estropear el suelo es muy fácil, y para arreglarlo se necesitan largos períodos de tiempo. Por ejemplo, la agricultura intensiva hace que los suelos se conviertan en terrenos muertos donde sólo es posible cultivar gracias a productos químicos. En estas fincas los procesos erosivos van lavando cada vez más y más la capa superficial del suelo, y al final el territorio se convierte en un espacio frágil, donde adversidades climatológicas tienen un impacto catastrófico. El “Dust Bowl” de los años 30 en Estados Unidos ejemplifica este proceso.

Un suelo vivo es aquel que goza de una buena salud biológica, y retiene la humedad adaptándose mejor a adversidades atmosféricas. Para ello es primordial que tenga materia orgánica, buena biodiversidad, que no esté compactado, y que no esté contaminado. Saber qué protege y qué daña al suelo es algo que necesitamos ir aprendiendo. Y mientras aprendemos podemos comenzar a consumir alimentos  cultivados por personas que entienden el sutil mecanismo del suelo y se preocupan por respetarlo. En este caso estar en contacto con agricultoras y agricultores locales es la mejor opción.

Otro aspecto a recapacitar es el sellado del suelo. Cada vez que hacemos una carretera más ancha o extendemos la superficie urbana de un modo negligente estamos agotando este preciado recurso. En un mundo donde consumir frutas importadas de otros países es económicamente más barato que consumir las locales, parece que sellar suelo fértil no es algo tan dramático. Sin embargo, es algo que debemos de tener en cuenta puesto que son nuestros nietos y nietas quienes pagarán la factura de nuestras negligentes acciones.

Os animo a que durante el finde os escapéis al bosque y escarbéis un poco en el suelo, cojáis tierra y la toquéis, la oláis. Luego parad en zona agrícola y haced lo mismo en diferentes fincas que veáis que han sido labradas de modos diferentes (por ejemplo una que esté cubierta de plantas y otra donde el suelo esté descubierto). Si os apetece añadir un componente crítico de observación-comparación hacedlo, observar las diferencias entre suelos, los diferentes aromas u olores que desprende.

Se trata de que comencemos a interactuar con este elemento, del mismo modo que hacíamos cuando éramos peques, para así acortar la distancia que tenemos con el suelo y que hace que no seamos conscientes de él en nuestro día a día.

Iniciativas como “El Día Internacional del suelo” o “2015: Año Internacional de Suelo” dan la oportunidad de pararnos a reflexionar sobre la importancia de este preciado elemento, pero es nuestra actitud la clave que posibilita el cambio.

Os deseo un feliz día del Suelo.

Cristina Gil Ruiz, socióloga y agroecóloga freelance.

1b58858626

 

Anuncios

Acerca de La Mama Pacha

Naturaleza y medio ambiente. Divulgación y educación ambiental. Ganas de aprender, informar y reflexionar. Ambientólogas.
Esta entrada fue publicada en Días Internacionales y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Día Mundial del Suelo

  1. Pingback: Un valioso recurso: el suelo | La Mama Pacha

  2. rosa dijo:

    Gracias por despertarnos de este sueño de irrealidad que vivimos. Gracias por traernos al aquí y ahora. Gracias por recordarnos lo importante y trascendental de nuestra vida. Gracias, Gracias, Gracias

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s